Segundo empate consecutivo en la era Anselmo, esta vez en la Fragata Libertad, ante Almirante en un partido que se disputo a puertas cerradas.

Pero este punto dejo gusto a poco, pues aunque Platense salio con un supuesto equipo mas defensivo, desde el comienzo se adueño de las acciones y mediante triangulaciones y respeto del manejo del balon a ras del piso fue inclinando el partido a su favor.

Claro que para que esto ocurriese, mucho tuvo que ver la actuacion de

Palido empate en cero en la visita a la UAI en su cancha en lo que fue el debut de Anselmo el cuarto DT que se sienta en el banco a lo largo de la primera rueda.

Y si bien el resultado no admite demasiadas objeciones, la manera en que se consiguio si, pues fue a traves de un partido anodino, sin ritmo, jugado casi sin compromiso y en el cual el calamar solo genero 2 situaciones de real riesgo, ambas en la primera etapa y por errores del arquero visitante.

Se esperaba con expectativa el debut de Anselmo, ya que si bien ni por asomo es el

Segunda derrota consecutiva esta vez como visitante ante Brown de Adrogue que hacia 7 partidos que no ganaba y que motivo el alejamiento de P Bocca como DT.

Y la misma, fue otra mas de esas que no se pueden discutir, donde el rival demostro ser superior y, sobretodo jugo con otra actitud y protagonismo que el que presentaron los jugadores que se pusieron la marron y blanca.

Tambien hay que explicar que los 11 iniciales que eligio Pedro, desde antes de ver el partido y sin hablar con el resultado puesto, generaron

Victoria ante el Deportivo Merlo en el ultimo partido de la primera rueda como local y bajo la conduccion (interina?) de Palito Brandoni.

Y, aunque justo, nuevamente fue sufrido y se consiguio fundamentalmente, gracias a dos excelentes intervenciones de Mastrolia que evitaron lo que hubiera sido un injusto empate.

Apenas comenzo el cotejo, W Gomez volvio a

Segunda derrota consecutiva en el otrora imbatible Vte Lopez, esta vez ante el modesto Colegiales, con broche bochornoso a la salida donde aparecio el famoso gas pimienta para hacer que un sabado de derrota nublado y gris, con solo la asistencia muy magra de los socios, fuera aun mas lamentable.

Empecemos por lo (poco) que se vio en el campo de juego. Un Platense que